• Sin productos en el carrito :(
    • Sin productos en el carrito :(
Multi Mask

Hoy en día puedes acceder de manera asequible a todas las mascarillas que desees; diversos estilos, materiales, ingredientes, formas de aplicación, necesidades, en fin, una cantidad con la que antes no podías contar ya que el mercado de la belleza aún no estaba tan avanzado. Pero ahora las cosas han cambiado, porque además de poder usar tantas como quieras puedes también combinarlas, ¡así es! puede aplicar muchas de ellas para satisfacer varias necesidades de la piel, a esto llamamos “multimasking” si no sabes qué es o cómo funciona, no te preocupes porque en este blog te lo contamos.

¿Por qué debo practicar un multimasking?

Aunque suene algo extravagante, una sola mascarilla no puede cubrir por completo todas las necesidades que tenga tu piel, no quiere decir que no sirva, por el contrario, son excelentes, pero si existe la oportunidad de ayudarle al rostro de forma más completa ¿por qué no hacerlo?

Cada zona del rostro puede presentar una necesidad diferente como por ejemplo el área de tus ojos (contornos) estar seca y necesitar algo de hidratación, por su parte tu nariz o zona T estar muy brillante y oleosa y las mejillas o resto de tu rostro tener acné, ¡lo ves! por esta razón es que debes continuar leyendo para saber cómo hacerlo.

1. Aplica con la piel limpia o después de la ducha

Tener el rostro completamente libre de impurezas y residuos de maquillaje, es la clave para que todo lo que apliques tenga un mejor efecto y actúe de manera positiva sobre tu piel, de lo contrario solo estas generando capas que no le harán efecto alguno. Otro aspecto importante y que puedes tener como punto a favor, es aplicar las mascarillas luego de una buena ducha, pues el vapor te ayudará a que todas las impurezas y suciedades de los poros salgan por completo y así las mascarillas cumplan plenamente su funcion.

2. Adapta las mascarillas a tus necesidades

Si conoces tu rostro sabrás que necesitas aplicar, así obtendrás los resultados tal y como los anhelas.. por ejemplo, si a lo largo de la semana notas que tu piel está opaca y sin vida, entonces una mascarilla para iluminar será la indicada. Si por el contrario sientes tu piel seca, sensible o deshidratada entonces una mascarilla calmante, hidratante o para pieles problemáticas serán las ideales, o si es el caso de que estás en tus días y los granos aparecen justo en ese momento, entonces busca una mascarilla que controle los excesos de grasa de tu rostro para que no te brotes ni aparezcan esos molestos granos y espinillas.

3. Sé cuidadosa al momento de aplicar la mascarilla

Observa tu rostro muy bien antes de poner una capa de mascarilla, identifica la zona puntual a la cual le aplicarás la indicada. No te excedas con la cantidad, no por poner una capa gruesa obtendrás mejores resultados, sean más efectivos o más rápidos. Otra recomendación es que procures usar la misma línea de mascarillas o de lo contrario empieces por aplicar las que más tardan en secarse o absorberse.

4. Menos es más

Todo en exceso es malo, es muy importante que tengas presente que multimasking no es aplicar varias mascarillas una sobre otra creando capas, sino cada una en una parte específica SIN MEZCLAR, así evitarás posibles reacciones indeseadas en la piel. ¡Ni todas en el mismo lugar, ni en grandes cantidades!

Nuestro Recomendado

Tenemos las mascarillas ideales para que puedas aplicarlas todas y tu cara quede impecable y hermosa

Descubre cómo hacerlo con las mascarillas de arcilla “Painting Therapy Pack”

¡Multimasking! Descubre qué es y cómo realizarlo Cuidado facial
Imagen tomada y adaptada de tonymoly.es
  • Para la zona T puedes aplicar la mascarilla negra que gracias a sus ingredientes a base de carbón de bambú, permiten eliminar las impurezas y células muertas, además porque ayuda a controlar la grasa de la piel.
  • Si sientes tus mejillas secas, entonces puedes aplicar la mascarilla amarilla que humecta profundamente gracias al aceite de almendra dulce y polvo de semilla de almendra real.
  • La mascarilla de arcilla rosada, puedes aplicarla en las zonas donde se irrita constantemente o donde se puede inflamar con facilidad la piel.
  • También puedes hidratar y calmar la piel irritada con la mascarilla azul, y para finalizar nada mejor que darle luminosidad al contorno de los ojos con la mascarilla blanca que con sus extractos de arroz y perlas, trabajan juntos para iluminar la piel opaca, dejando un rostro luminoso y claro.

¡Ahora que conoces esta técnica, puedes practicarla y descubrir lo bien que quedará tu piel! Asimismo, recuerda que aplicas cada mascarilla puntual según la necesidad de tu piel  

Encuentra las mascarillas de arcilla aquí

 

Share this post

Si te gustó dejános un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat