Paga tus pedidos CONTRAENTREGA

Envíos GRATIS por compras mayores a 99.900$

Llámanos: +(57) 318 3535862

    • Sin productos en el carrito :(
    • Sin productos en el carrito :(
Habitos que debes evitar

A veces buscamos cantidades de “soluciones” a nuestras necesidades, pero no somos muy conscientes de que tanto pueden o no afectar nuestra piel y sobre todo la apariencia, así que presta mucha atención a estos hábitos recurrentes entre las personas y comienza a cuidarte antes de que tu piel te pase cuenta de cobro.

Apretarse la cara

Tal vez seas de esas personas que no toleran ver un grano, espinilla o punto negro en la cara, es normal y entendemos que te produzcan malestar o desespero y quieras quitarlos a como dé lugar sin importar dónde ni cómo, sueles llevar los dedos al rostro y molestar esos granos ¡Grave Error! lo único que estás haciendo es empeorar la situación; si bien, todas las bacterias que recogen las manos durante el día van a tu cara; peor aún es cuando se producen heridas cutáneas y quedan expuestas a esas bacterias y suciedades, pues esto suele ser peor ya que consigues brotes mayores, infecciones, y además que se prolongue el tiempo de curación de las heridas y queden cicatrices en el peor de los casos.

Reemplazar el protector solar por productos con SPF

¿Es necesario usar bloqueador solar aún si mis cosméticos lo traen incorporado? Esta puede ser una de las preguntas más frecuentes que se hacen algunas personas, y quiero decirte que aunque hoy en día el mercado ha incorporado a los cosméticos una cantidad de SPF, esto no es suficiente como para decidir usarlos en reemplazo del antisolar; si bien, esta protección nunca será igual de completa a la del bloqueador solar, así que no te confíes, siempre debes reforzar la aplicación de cualquier producto y como parte de un ritual diario que no falte tu anti solar, recuerda que hay muchos momentos en los que te puede ver expuesto a los rayos ultravioletas.

Dormir sin retirar el maquillaje

Este es uno de los errores más frecuentes entre las mujeres y uno de los que más deberíamos evitar, que importa cuanto tiempo nos tome la limpieza del rostro, si no deseas realizar todos los pasos de la rutina al menos procura retirar por completo el maquillaje e impurezas que se recogen durante el día, de lo contrario tu piel será más propensa a las arrugas y aparición de acné, ya que los poros se obstruyen de tal forma que esta es la reacción.

Asimismo debes tener en cuenta que en la noche la piel se oxigena y se recupera, por tanto es importante que le des una manito y contribuyas a su cuidado para que luego no tengas que sufrir o preocuparte por la apariencia de tu piel.

Usar los elementos de belleza sin esterilizar

Aunque seas la única persona que usa los elementos de tu cosmetiquera, no está de más que los esterilices cada que termines de usarlos. Las bacterias están en todo lugar, por lo tanto cada que tus herramientas de belleza se exponen al ambiente, pueden recogerlas con facilidad.

Esto pasa mucho con las pomas, brochas y aplicadores en general, después de muchos usos las sigues guardando mientras se mezcla con las suciedades o bacterias, luego al usarla de nuevo puedes brotarte sin entender el por qué; así que si no lo sabías, esta es una de las razones por las que la tez presenta erupciones cutáneas. Prevenirlo es muy sencillo, solo debes sumergir estos elementos en alcohol y limpiarlos hasta que se remueva por completo el residuo de maquillaje y listo.

Lo mismo sucede con el lápiz labial o lápiz de ojos, no por querer que dure más puedes exponerte a una infección; lo más recomendable es que después de que los uses les saques punta para renovarlos.  

No aplicar productos por tener piel grasa

Aunque seas de piel grasa, recuerda que cuidarla es muy importante y sobretodo necesario para que la mantengas radiante y saludable, no te confíes o le huyas al aspecto de tu piel; independiente de todo debes usar tu crema humectante para mantener un aspecto ideal del rostro, por eso debes tenerla siempre a la mano cuando realices la rutina de cuidado facial; así que si no quieres que tu rostro se brote más de lo habitual, comienza por dejar de lado la idea de que no necesitas nada para tu piel.

Bañarse continuamente con agua caliente

Si, y es que ¿a quién no le gusta una ducha de agua caliente para relajarse un poco o calmar el frío? tal vez a muchas personas no les llama tanto la atención, lo cierto es que un gran porcentaje prefieren el agua caliente para el día a día, pero ¿sabes que tan poco provechosa es para la piel? la verdad es que aunque ames ducharte con agua caliente te recomendamos no hacerlo o por lo menos no muy seguido; el agua caliente ocasiona que la piel pierda sus aceites naturales logrando así que se reseque y por ende se ocasionen grietas ya que la barrera humectante tiende a disminuir en gran medida.

Retirar la cutícula de las uñas  

Para terminar hablaremos de las uñas, amamos el manicure y pedicure, amamos vernos con las uñas lindas y no toleramos los famosos “uñeros” así que en cuanto podemos los arrancamos o cortamos.

Por si no lo sabías, la cutícula desempeña un rol fundamental en las uñas, no creas que solo son adorno o están allí porque sí, pues estas actúan como sellos protectores para evitar que ingrese agua en los tejidos de nuestras uñas, si esto sucede es normal que las infecciones y heridas de la zona de los dedos sean más recurrentes y sin querer vas a tener el aspecto al que tanto le huyes.

Estos son algunos de los hábitos más comunes de las personas y por consiguiente menos acordes; si lo que quieres es lucir radiante y sobre todo saludable, entonces te recomendamos que empieces a evitar estas cosas, así estarás ayudando a tu piel y a ti mismo, es sencillo, solo necesitas disposición y ser muy cuidadoso contigo mismo y eso es todo.

 

Share this post

Si te gustó dejános un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat