fbpx

OBTÉN UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA

¿Cómo saber Cuál es mi Tipo de Piel?

¿Todavía no sabes qué tipo de piel tienes? no te preocupes, es normal que en ocasiones no tengas la certeza de que tipo de piel tengas y mucho menos qué productos son los indicados para aplicar.

Si eres de los que no sabe  qué tipo de piel tiene pero aún así usa productos al azar, entonces haz un stop porque estás perjudicando tu piel intentando adivinar qué producto le puede funcionar.

Te invitamos a leer atentamente este blog porque te daremos algunas señales para que identifiques tu tipo de piel y para que sepas que productos escoger al momento de cuidarte, así no correrás el riesgo de fallar en tu elección.

Tipo de Piel Grasa

Si en ocasiones ves tu cara brillante no significa que eres de piel grasa, es normal que todas las pieles produzcan grasa a lo largo del día y la noche; la diferencia con las pieles netamente grasas es que su apariencia torna más brillante y se produce oleosidad más a menudo y en más cantidad.

Otra señal que indica que eres de piel grasa, es que tus poros se ven muy dilatados; es decir, se hace evidente su tamaño a simple vista, también puede pasar que al maquillarte este se corra o se derrita sobre la tez desmejorando tu make up.

Si es el caso es que la grasa está localizada solo en la zona T, entonces no necesariamente perteneces a este grupo, simplemente podría tratarse de una piel mixta.  

La clave para elegir productos para piel grasa, es buscar fórmulas livianas y solo aplicar productos que te generen una sensación de alivio mas no que te hagan sentir la piel cargada o muy pesada. Asimismo, debes tener en cuenta que los productos hidratantes deben ser indispensables; algunas personas creen que estos o los protectores solares son los causantes de la producción de oleosidad y prefieren evitarlos, la verdad es que si tienes este tipo de piel no deberías omitir la aplicación de estos productos ya que tu piel la necesita.

Puede pasar que si no usas la crema hidratante, tu piel se deshidratará y por el contrario la producción de sebo aumentará para compensar esa deshidratación haciéndote ver la piel más grasosa de lo normal y de lo que desearías. Si sientes que la crema no es lo tuyo, entonces intenta con una emulsión que es más ligera y te podrá hacer sentir mucho mejor.

Piel Seca

Una rutina de cuidado facial adecuada requiere mantener la piel limpia e hidratada. Todos los tipos de piel sin excepción alguna necesitan usar cremas hidratantes para mantener una textura tersa y nutrida. Para este tipo de piel puede resultar complejo que su cara se vea siempre hidratada, sin embargo lo mejor es no desfallecer.

Si no usas constantemente una crema hidratante, lo más probable es que sientas la piel tirante y empiece a agrietarse afectando su apariencia. Si sientes la piel muy seca luego de lavar la cara, no significa que este sea precisamente tu tipo de piel, lo que puede suceder es que estés usando un jabón que está dejando esta apariencia, lo que debes hacer es cambiar de limpiador.

Para estos casos, lo ideal es aplicar los productos adecuados en capas livianas. Usar solo una crema hidratante no será suficiente, por tanto debes acudir a otros productos complementarios como tónicos hidratantes y esencias. Si deseas eliminar las asperezas, entonces realizar una exfoliación ocasional será muy efectivo, no te excedas ya que si lo haces muy seguido podrás sobre exfoliar tu piel y alterar el pH, también usar una mascarilla hidratante o sleeping pack para dormir le harán mucho provecho a tu piel.

Tipo de Piel Mixta

La piel grasa trabaja para reducir los niveles de oleosidad, mientras que las pieles secas trabajan para retirar las asperezas y la sensación de rigidez; esto quiere decir que una piel mixta deberá adoptar los cuidados de ambas pieles.

Identificar una piel mixta es sencillo; si por ejemplo sueles tener la zona T brillante y las mejillas secas, entonces es una señal de que tienes este tipo de piel, por lo general encontrarás que tu cara se divide entre grasa y seca.

Puede ser complejo escoger productos para pieles mixtas ya que necesitaría algunos puntuales o que atiendan diversas necesidades de la piel. Sin embargo, lo que debes saber es que en esas zonas que identificas secas debes procurar usar productos hidratantes, en la zona T por su parte sin dejar de usar hidratantes lo mejor es buscar productos que no sean excesivamente hidratantes o a base de aceites sino que te ayuden a controlar el brillo y excesos de oleosidad.

Piel Normal

Este tipo de piel puede tener acercamientos con la pigmentación, las líneas finas, el acné o cualquier  preocupación similar a la de otros tipos de piel. La mayoría de productos le puede funcionar bien a esta piel y solo aparece grasa o se seca según el clima.

Aunque este tipo de piel acepte con facilidad la mayoría de productos del mercado, lo ideal es que busques productos para “todo tipo de piel” y no alguno que solo sea para piel grasa o seca, también puedes considerar los productos para pieles sensibles ya que están elaborados con fórmulas más suaves y sin irritantes. Del mismo modo, teniendo en cuenta la humedad de este tipo de piel, es preferible usar productos calmantes ¡con el paso del tiempo tu piel lo agradecerá!.

¿Lograste identificar tu tipo de piel? esperamos que sí; ahora que tienes un conocimiento más amplio sobre las señales de cada tipo de piel y los productos más aptos para usar, es momento de empezar a implementar una rutina de cuidado adecuada; si ya tienes una pero te diste cuenta que estás usando los productos que no son, entonces hazlos a un lado y renueva tu repisa de productos de cuidado facial.

Share this post

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *