¿Qué es la rutina de cuidado facial coreana?

¿Cómo tener una piel de porcelana? Es una pregunta que nos hemos hecho todas al ver la piel de las coreanas, pero para llegar a estos resultados, ellas no solo protegen su piel del sol de forma dedicada sino que también siguen una rigurosa rutina de cuidado facial tanto en la mañana como en la noche. Esta rutina cuenta con 10 pasos que podemos adaptar a nuestro día a día sin que nos tomen más de cinco minutos.

La clave de la rutina de cuidado facial coreana es el layering, esto consiste en crear capas de hidratación en tu piel empezando por los productos más ligeros y de rápida absorción para finalizar en los más espesos y humectantes y así retener todos esos nutrientes e hidratación en tu piel.

¡Atrévete a probar la rutina del k-beauty completa!

  1. El primer paso es remover todo el maquillaje y la suciedad que ha recogido tu piel a lo largo del día, las coreanas acostumbran usar aceites o bálsamos limpiadores para todo el rostro, estos le irán muy bien a tu piel no solo para romper con toda esa suciedad sino también para hidratar.
  2. El segundo paso se trata de volver a limpiar (sí, de ahí viene el término "doble limpieza"), pero ahora con una espuma o jabón ligero haciendo suaves masajes sobre el rostro humedecido.
  3. ¡Ahora sí, a eliminar las células muertas con la exfoliación! Así este no sea un paso que debas hacer a diario será muy importante que lo hagas 1 o 2 veces a la semana dependiendo de tu tipo de piel. 
  4. En el cuarto paso utilizamos uno de los productos preferidos por las coreanas: el tónico. A diferencia de los que acostumbramos ver en occidente, los tónicos coreanos de calidad no contienen alcohol ni son astringentes, estos se dedican a aportar una primera capa de hidratación y restauran el balance natural de la piel.
  5. Este es el paso más importante de la belleza coreana, la esencia es un producto coreano, de textura ligera y a base de agua, este se encarga de realzar y ayudar en el proceso de renovación celular. Además esta llena de numerosos activos que aumentan la elasticidad y la firmeza de la piel.
  6. El sexto paso son las ampolletas o serum, que tienen una textura más oleosa y se utilizan para tratar problemas más concretos de la piel, como las manchas y las arrugas. Además, ayudan a iluminar la piel gracias a que incrementan la regeneración celular.
  7. Las mascarillas tipo velo o Sheet Mask son un elemento indispensable en corea, allá las acostumbran usar hasta día de por medio. Puedes probar tantas variedades, formatos y texturas como quieras y las puedes escoger según tu tipo de piel. Lo ideal es usarlas entre el serum y la crema. Un excelente aliado de una rutina de cuidado facial nocturna completa es el Sleeping Pack, estas son mascarillas nutritivas de uso nocturno que no solo conservarán la hidratación de tu piel sino que también aportan gran variedad de beneficios.
  8. Para este paso, nos centramos en conservar todos esos componentes y la hidratación a través de un contorno de ojos.
  9. Luego aplica una crema hidratante que se adapte a tu tipo de piel; estas cremas no solo se encargan de aportarle hidratación a la piel sino que también crea una barrera para que esta no pierda agua.
  10. Por último finalizamos aplicando protector solar para proteger tu piel del sol y los rayos UV. Este paso debe realizarse todos los días en horas de la mañana y aplicar en ocasiones en las que el sudor o el agua hayan retirado la capa protectora de la piel.